El recuerdo es el perfume del alma   George Sand

Alma, recuerdo y perfume. Así es, tendemos a asociar a una persona concreta un perfume y la relación que se crea entre el recuerdo de esa persona y su perfume es directa.

Quizás el olfato no sea el sentido más utilizado, sin embargo, emocionalmente, su efectividad es definitiva. Con él, no pensamos, reaccionamos. Un ligero aroma que nos evoca una situación o una persona, nos hace automáticamente revivirlo de inmediato, independientemente del tiempo que haya pasado.

Afloran sentimientos, pensamientos, … la manera de ser, su forma de vestir, hablar, mirar, moverse, … , situaciones vividas, ciudades visitadas, amigos, antiguas parejas, … , no piensas siquiera en si el perfume te agradaba o no, no hace falta, el recuerdo quedó guardado en tu alma, y ha sido el perfume, el encargado de abrir ese frasco interior donde silenciosamente había quedado esperando.

Perfumable LifeStyle Gota Rebelle